Cada proyecto necesita encontrar acuerdos sobre los derechos y deberes que cada cual tiene en el proyecto. Un aspecto importante de esto es la cuestión de organizar el aspecto económico del proyecto.

¿Todos tienen que poner o pagar la misma cantidad? ¿La cantidad difiere dependiendo del espacio que se utiliza? ¿Difiere cuando las personas tienen diferentes medios económicos? ¿Qué pasa con los ancianos con baja pensión? ¿Qué pasa con los niños? Estas son preguntas muy importantes que deben ser decididas en la fase de planificación del proyecto.

La mayoría de las personas que participan en proyectos comunitarios sostenibles comparten el valor de la solidaridad y la inclusión para las personas con menos recursos económicos. Cuando se trata de diseñar la organización económica, es el momento de ponerlos en práctica. Este es un momento crucial en el diseño del proyecto. Es importante tomarse el tiempo de explorar los valores y sistemas de creencias relacionados con el dinero. Este es un tema extremadamente emocional y tiene mucho impacto en la identidad del grupo. Los métodos de compartir profundo pueden utilizarse para explorar y expresar actitudes vinculadas a las cuestiones económicas, en lugar de simplemente debatirlas a nivel organizativo.

Los proyectos grupales sostenibles han encontrado una variedad de soluciones a la cuestión de la organización económica. Algunas comunidades están superan la desigualdad económica compartiendo sus ingresos y dirigiendo todo su capital hacia el
desarrollo del proyecto. Esto suena demasiado exigente para muchas personas, pero la experiencia de estas comunidades es que funciona bastante bien y a menudo incluso es percibido como más fácil que cualquier otra solución. La experiencia demuestra que los proyectos que tomaron este acuerdo desde el principio, muy a menudo tienen éxito con esta forma de organizar a su comunidad y están contentas de haber elegido esta forma. Otros están de acuerdo en comenzar de manera diferente. Intentan avanzar hacia una "economía mixta", creando espacios para la economía común, compartida en diversos grados, manteniendo también economías personales o familiares.

Las comunidades que no comparten sus ingresos por completo han encontrado diferentes formas de organizar la solidaridad económica dentro de la comunidad.

Ejemplos de esto incluyen:
● Se aporta un porcentaje del ingreso mensual como “pago” por alquiler y gastos comunes , comida, etc.
● Todos los gastos de los niños están cubiertos por toda la comunidad.
● Crear un Fondo de Solidaridad dentro de la comunidad (ver cuadro de ejemplo, a continuación)
● Proporcionar préstamos o donaciones libres de intereses como una forma informal de equilibrar las diferencias en los medios económicos entre los miembros.

 

"ZEGG-Grund" Solidarity-Fund

En ZEGG, muchas personas están trabajando como autónomos. Si enferman, no tienen ingresos. La comunidad decidió establecer un "seguro" común para este caso, el "ZEGG-Grund". En caso de que alguien enferme durante más de
una semana y no pueda ganar dinero, los otros miembros de la comunidad tienen el acuerdo de poner 15 euros al mes cada uno. Esto suma 900 euros al mes que son ofrecidos a los autónomos de la comunidad que no pueden trabajar debido a enfermedad o un accidente.